Qué ver en Berna, la capital suiza

Cuando la gente piensa en Suiza, automáticamente relaciona el país con Zurich, Ginebra y Basilea, las grandes urbes suizas. Muchos no saben que la capital de Suiza es Berna, la quinta ciudad más poblada de Suiza por detrás de Zurich, Ginebra, Basilea y Lausanne, y una de las ciudades más bonitas. Viví allí durante un año… qué puedo decir 🙂 En este artículo te contaremos qué ver en Berna, la capital de Suiza.

 

Berna, la capital de Suiza

En Berna se encuentran todas las instituciones políticas del país y la mayoría de embajadas internacionales. Pero sin duda su gran valor reside en su historia y su cultura. Su casco antiguo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983 que destaca por su arquitectura medieval. El río Aare que serpentea la ciudad le otorga una singularidad especial.
 
El casco antiguo es pequeño y fácil de recorren a pie por lo que lo ideal es que dediques un día completo a visitar la ciudad.
 
 

Cuándo viajar a Suiza

Cualquier momento del año es bueno aunque en invierno las temperaturas pueden ser muy bajas. La ventaja es que si visitas Berna en diciembre podrás disfrutar de su mercado de Navidad y su pista de patinaje.

También es curioso visitar Berna el cuarto lunes de noviembre, cuando se celebra la fiesta de la cebolla. El casco antiguo se llena de puestos al estilo de nuestros mercados medievales, donde se vende artesanía y productos típicos suizos, muchos de ellos, con la cebolla como ingrediente principal.

Pero sin duda la mejor época para viajar a Suiza es el verano cuando las calles se llenan de terrazas, uno se puede bañar en el río y la ciudad tiene más vida de lo habitual.

 

Como llegar a Berna

Aunque Berna tiene un pequeño aeropuerto, lo más fácil desde España es volar a Ginebra o Basilea con aerolíneas low cost. Zurich por supuesto es otra muy buena opción, pero los vuelos suelen desde España suelen ser más caros.

Berna tiene trenes directos desde Zúrich, Ginebra y Basilea. Ahora sí, preparad la billetera, porque los billetes de tren son muy caros. Podéis consultar los horarios y precios aquí.

capital suiza

 

Hotel en Berna

Berna es una ciudad suiza y como tal, no es barata. Es una ciudad relativamente pequeña por lo que cualquier hotel del centro estará bien situado.
 
Por su ubicación recomendamos:
 
 
Por su precio recomendamos:
 

capital suiza

 

Qué ver en la capital suiza en un día

Como decía Berna es una ciudad relativamente pequeña con un centro histórico muy concentrado, perfecta para visitarla en un día. Los lugares qué ver en Berna imprescindibles son:
 
  • La torre del reloj del s. XII
  • El Parlamento Suizo
  • La plaza principal es Bärenplaz, donde se encuentra el Parlamento y donde se instala el mercado de navidad y la pista de patinaje durante el mes de diciembre

capital suiza

  • Recorrer la calle Kramgasse, un imprescindible si visitas Berna
  • La casa de Albert Einstein

capital suiza

  • La catedral de Berna
  • El parque de los osos, animal que simboliza a la ciudad
  • Las fuentes antiguas al más puro estilo suizo

capital suiza

  • Las trampillas que tienen todos los locales y que comunican de forma subterránea con el interior de ellos en las épocas de grandes nevadas
  • Recorrer el barrio de Marzilli, lleno de locales bohemios
  • Bañarte en la piscina Marzilli y si te atreves dejarte llevar por la corriente del río Aare (hay cuerdas a lo largo del rio para parar) ¡Ojo, porque el agua está muy frío y la corriente va rápido!   
  • Ayuntamiento de Berna

capital suiza

 

Excursiones desde Berna

Lo más probable es que visites Berna en tu ruta de viaje por Suiza, un país con unos paisajes impresionantes. Por ello además de Berna te animo a que visites otras partes del país:
 
 
 

Dónde comer en Berna comida suiza tradicional

Para probar comida típica suiza, como la raclette, la fondue o el rösti, te recomendamos  el restaurante Le Mazot: al más puro estilo suizo, con todo su interior de madera y que cuenta con la tradicional plancha de hierro para fundir queso que se utiliza en Suiza para servir la raclette. Siempre que venía alguien a verme a Berna, le llevaba allí 😉
 

Grüezi mitenand!!