VIETNAM: COMO IR DESDE LA BAHÍA DE HALONG A NINH BINH

Una de las etapas más bonitas de nuestro viaje por Vietnam fue sin duda los dos días que pasamos en Ninh Binh. Teníamos muchas ganas de conocer el Vietnam más rural y tradicional. Atraídos en un principio por conocer Tam Coc, el principal reclamo turístico de la zona, descubrimos una región increíble con vestigios milenarios como Hoa Lu, la antigua capital de Vietnam en los siglos X y XI, y unos paisajes rurales que no tienen nada que envidiar a otras partes del país. La verdad es que para nosotros, Ninh Binh tiene algo especial.
   
Llegamos a Ninh Binh un día laborable por la tarde (en este tipo de viajes llega un momento en que ya no sabes en qué día estás…) procedentes de nuestra excursión por la Bahía de Halong.
 
Para desplazarnos hasta aquí desde Halong cogimos un autobús local que nuestro guía nos paró en mitad de la carretera. Nos costó 100.000 dongs por persona y nos llevaba directos a la estación de autobuses de Ninh Binh. ¡Pero qué viaje!  Aquello fue una experiencia única, esperpéntica y muy divertida a la vez.

En aquél minibús no paraba de entrar gente y gente y gente, y los vietnamitas se iban apiñando prácticamente unos encima de otros. Nosotros y un grupo de canadienses, únicos occidentales en el bus, habíamos pillado asiento propiamente dicho por lo que mal que bien, tuvimos un viaje decente. Pero según se iba subiendo más y más gente y más niños se iban creando asientos improvisados por cada hueco, en el pasillo, al lado del conductor, encima del motor, encima casi de otro, encima de nuestra maleta, etc la verdad que aquello era para verlo! En un autobus de 22 plazas llegamos a estar 50 personas.

 El que se bajaba a comprar algo en alguna parada, se encontraba con que le habían quitado el sitio; si estabas un poco estirado en tu hueco y cambiabas de postura, mal, porque ya habías perdido un miniespacio que ya no recuperarías, y todo ello amenizado con una tele que ponía videos de chicas ligeras de ropa bailando y con el conductor que tocaba el claxon cada 30 segundos. Y así, infinidad de anécdotas que por mucho que se cuenten son para vivirlas!

La mayoría de las personas eran hombres trabajadores del campo que hacían el regreso a casa, pero tambien viajaban muchas mujeres con niños, algunas hasta con cuatro hijos. Todos gente humilde y por lo general muy afable. Fue en este viaje donde nos dimos cuenta del valor y cuidado que se tiene en esta sociedad a los niños. Si un niño lloraba, o se encontraba mal, no faltaban manos de personas para ayudar a la madre, cederle el sitio o cogerlo para consolarlo.

20140625_134927

 
A pesar de lo anecdótico del viaje y de que no es un viaje muy cómodo, lo recomiendo para todo aquel que vaya a ir directamente desde Bahía de Halong a Ninh Binh. Las excursiones habituales de la bahía de Halong incluyen siempre el trayecto de vuelta a Hanoi, pero desde nuestro punto de vista es una paliza volver a Hanoi (3h y 30 min) para después desplazarse a Ninh Binh (2h 30 min). Cogiendo el bus directamente desde Bahía de Halong  a Ninh Binh son 4 horas de viaje. He de decir que el bus tenía aire acondicionado, cosa por otro lado, imprescindible para la supervivencia en el interior.
La estación de autobuses de Ninh Binh está en el centro de la localidad, por lo que si tu alojamiento está en el mismo pueblo, no tendrás problema en ir andando.
 
Actualización 2017: Ahora los tours por la Bahía de Halong (al menos Vega Tavel) te ofrecen la opción de organizarte el traslado a Nihn Bihn (seguirás pagando el mismo precio por el tour aunque no vuelvas a Hanoi con ellos) pagando 10 dólares mas por el billete de autobús. Este autobús (al menos el que cogío mi hermana) no te deja en el centro de Nihn Binh, sino a unos 2 km, por lo que después deberás coger un taxi para llegar al alojamiento.
 
Pagar 10$ por este trayecto me parece un robo aunque al menos te aseguras de estar en un mini bus normal (no local extreme como el nuestro) así que tus ganas de ahorrarte dinero dependerán de tus ganas de negociar con los buses locales. Siempre podéis pasar de lo que os diga vuestra agencia e intentarlo por vuestra cuenta, aunque a nosotros la agencia nos ayudó (por entonces ellos no ofrecían el servicio).
 
Nosotros nos alojamos en el Emeralda Resport, puro lujo asiático y otro de los motivos por los que queríamos hacer dos noches en Ninh Binh. Este hotel está localizado a unos 20 km de Ninh Binh por lo que tuvimos que negociar un taxi. Todo nuestro agotamiento físico y el calor insoportable que habíamos pasado se vio recompensado cuando llegamos al paraíso.
 
Beatriz
Lovely Plans
 
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!