VIETNAM: BAHÍA DE HALONG, UNA DE LAS SIETE MARAVILLAS NATURALES DEL MUNDO

 

Navegar en un barco en medio de la Bahía de Halong quizá sea una de las cosas más bonitas que se pueden hacer en Vietnam. Por algo se trata de una de las siete maravillas naturales del mundo.

 
La bahía de Halong está situada al noreste de Vietnam, muy cerca de la frontera con China y a 170 km de Hanoi, su capital. Esta extensión de agua infinita es considerada una de las siete maravillas naturales del mundo por los miles de islotes cársticos que salpican toda la bahía, haciendo de ella un lugar único en el mundo.
 
La mayoría están sin habitar y sólo algunas son visitables ya que albergan en su interior impresionantes cuevas.
 
La Bahía de Halong fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1994  y en 2012 una de las siete maravillas naturales del mundo.
 

P1050762 

 

VISITAR LA BAHÍA DE HALONG


Lo más habitual es contratar uno de los cruceros que ofrecen la mayoría de agencias vietnamitas para recorrer la bahía. Todos salen del puerto de Halong, aunque lo normal es comenzar la excursión en Hanoi con traslado hasta Halong y una vez allí embarcar.

Esta excursión también se puede hacer por libre, desplazándose de forma individual hasta Halong y contratando el crucero uno mismo; pero desde mi punto de vista no merece la pena, ya que la variedad de tipos de barco es muy amplia en cuanto a calidad, y al contratarla con una agencia, al menos te garantizas un barco con unas condiciones mínimas de seguridad.
 
 

CRUCEROS EN LA BAHÍA DE HALONG:

 

  •  Un día. Insuficiente. Pasar la noche en medio de la bahía no tiene precio.
  • Dos días-una noche. Suficiente. Recomendable si el itinerario por Vietnam es ajustado.
  • Tres días-dos noches, una de ellas es posible hacerla en la isla de Cat Ba. Recomendable si se dispone de tiempo suficiente. Si no, ahorraría ese día para realizar otra parada por Vietnam.

 

 

CONOCIENDO LA HABÍA DE HALONG CON VEGA TRAVEL

Mi experiencia en la Bahía de Halong está ligada a la agencia de viajes vietnamita Vega Travel (no tengo ningún interés comercial ;). Yo conocí esta agencia por Internet a raíz de leer muchos artículos viajeros y foros de viajes, y únicamente contratamos con ellos la excursión de Bahía de Halong.
 
Desde España llevábamos varias agencias apuntadas, Vega Travel, Aurora Travel, y alguna otra. El primer día que llegamos a Hanoi, después de hacer el check-in en el hotel, salimos a la calle para contratar esta excursión (ver preparativos del viaje aquí). Estuvimos preguntando en Vega Travel, Aurora Travel y Vietnam Impressive y finalmente por relación calidad-precio nos decantamos por Vega Travel. Habíamos oído de todo acerca de los barcos de la Bahía de Halong y no queríamos sorpresas en cuanto a higiene, seguridad y queríamos garantizarnos un mínimo de calidad en las instalaciones del barco y en las actividades. El resto de agencias nos presentaron sus precios, parecidos, y sus barcos, pero habíamos leído muchas experiencias de viajeros que aconsejaban no dejarse llevar por las fotos del barco que te enseñan en las agencias, ya que muchos de ellos se habían encontrado después con sorpresas. Con todas las fotos y críticas en Internet de Vega Travel, sabíamos que iba a ser una apuesta segura.  Elegimos el CRUCERO DOS DÍAS – UNA NOCHE en habitación standard (110$ por persona, alojamiento + comidas + actividades. Bebidas no incluidas – aunque baratas).
 
Transfer de Vega Travel

Transfer de Vega Travel

 

 

QUÉ VISITAR EN LA BAHÍA DE HALONG (nuestra experiencia)

 

DÍA 1: CUEVA DE LAS SORPRESAS, PASEO EN KAYAK Y CURSO DE COCINA

 
Sobre las 7.30 h de la mañana nuestro guía Dan nos vino a recoger al hotel de Hanoi en el autobus que nos iba a llevar hasta el puerto de Halong. Allí nos esperaba el resto de nuestro compañeros de excursión, casi todos parejas o amigos jóvenes. En total éramos un grupo de 15 personas más la tripulación y los guías,  lo que hizo que todo el viaje fuera muy tranquilo y agradable. Sobre las 11.30 h llegamos al puerto de Halong para hacer el embarque.
 
Durante el trayecto de ida nos pidieron los pasaportes para gestionar la documentación de embarque y cuando llegamos apenas tuvimos que esperar. Cuando todo estuvo listo, sobre las 12.00 h, subimos al barco y comenzamos la ruta.

 
Puerto de Halong

Puerto de Halong

La habitación estaba perfectamente limpia. Era pequeña, eso sí, con una cama de matrimonio bastante grande y cómoda, una mesilla, una silla, un ventilador y aire acondicionado. El baño era muy pequeño y sin lujos. La ducha estaba entre el wc y el lavabo por lo que al ducharte se mojaba todo lo demás. Pero si os soy sincera, no nos importó en ningún momento porque primero, apenas tienes tiempo de recrearte en las duchas, y segundo, estás tan inmerso en la aventura y el viaje que estás haciendo, que ese tipo de detalles no importan.
 
Desde nuestro punto de vista, la habitación cumplió las expectativas, y somos unos viajeros bastante exigentes con los alojamientos. Sobre todo, después de haber oído y leído de todo sobre los barcos de la bahía de Halong.
 
Despues de acomodarnos en nuestros camarotes subimos a la parte de arriba para comer. He de decir que la comida no fue el punto fuerte del viaje, y eso que hubo variedad y cantidad; el problema fue que el cocinero no era muy diestro o quizá mis expectativas eran muy altas a raiz de las opiniones leídas en Internet. Aun así, todo estaba muy bien presentado, correcto y con cantidades abundantes.
 
Después de comer dábamos pistoletazo de salida a las actividades planificadas para esa tarde. Primero nos desplazamos hasta la Cueva de las Sorpresas, una cueva impresionantemente grande con varias cavidades e iluminación interior. En la cueva había más grupos visitándola pero para nada era una aglomeración o algo sin encanto, como había leído en muchos foros.
 
P1050757

Vistas desde la entrada a la cueva

P1050736

Después fuimos a dar un paseo en Kayak por la bahía. Ése no fue nuestro fuerte jejeje! Íbamos los últimos siempre… pero el paisaje y la tranquilidad que se respiraba hicieron que el paseo mereciera mucho la pena.

 P1050679
Finalmente nos desplazamos de nuevo hasta el barco para asistir al curso de cocina. Cocinamos rollitos vietnamitas con papel de arroz que después nos pudimos comer y mientras esperábamos a que la cena estuviera lista, pudimos subir a la parte de arriba del barco donde estaban las hamacas, para disfrutar de una buena cerveza fría y de la Bahía de Halong de noche. Estábamos completamente solos.
 
P1050768

 

P1050687

Bahía de Halong

Bahía de Halong

P1050667

P1050661

DÍA 2: MIRADOR DE LA BAHÍA, PLAYA Y VIVERO DE CULTIVO DE PERLAS

 
Nos teníamos que despertar muy pronto. La hora de encuentro para el desayuno eran las 7.00 h, ya que había que aprovechar a tope la mañana. Desayunamos (café, té y tostadas principalmente) y directamente nos subimos a una “lancha” que nos acercó a la isla donde existe el mejor mirador de la bahía. Después de subir tropecientos mil escalones (cansa, pero es factible para cualquier persona) pudimos admirar una panorámica completa de la bahía. Lástima que nos dejáramos la cámara en el barco.
A la bajada pudimos bañarnos en la parte de la playa acotada para el baño. El agua estaba limpia y a buena temperatura, lo que se agradecía porque hacía muuuuucho calor.

 
Tras el baño nos trasladamos a una plantación flotante de cultivo de perlas. Allí nos enseñaron como se recogen, limpian y cuidan las ostras para obtener las mejores perlas. También había una tienda donde comprar todo tipo de artículos de joyería con perlas. Yo me compre un anillo precioso!
IMG_2367
A las 12.00h aprox. ya estábamos de nuevo en el barco e iniciando la navegación de vuelta al puerto de Halong. En este punto fue cuando la parte del grupo que había escogido el crucero de dos noches se cambió de barco para continuar con su aventura.
 
 
 P1050772
Una vez llegamos a tierra todo el grupo volvía a Hanoi con el traslado incluido menos nosotros, que debíamos continuar nuestro camino hacia Ninh Binh. Volver a Hanoi y coger cualquier transporte público allí para ir hasta Ninh Binh hubiera sido una pérdida de tiempo y de energía. Lo que nos sugirió nuestro guía fue coger un autobús local hasta Ninh Binh desde Halong, ya que había ruta “directa”.
Apenas habíamos salido con el grupo en el transfer cuando nuestro guía nos avisó para decirnos que el bus de Ninh Binh estaba “ahí”. Paramos en mitad de la carretera en una cuneta y detrás de nuestro transfer, había un destartalado mininbus al que nos subimos. El espectáculo de ese bus no tiene desperdicio! En 4h y media llegamos a la estación de autobuses de Ninh Bihh.
 
 

CONCLUSIONES GENERALES Y DATOS PRÁCTICOS


Con ello pretendo dar respuesta a muchas dudas e ideas que circulan por la red en torno a la visita y los cruceros de Bahía de Halong.

 
  • La bahía no está masificada. Al menos esa es mi experiencia. Es uno de los principales destinos turísticos del país pero con un concepto de turismo muy lejano al nuestro,  con lo cual, hablar de masificación es exagerar mucho. Hay barcos, sí, pero muy distanciados unos de otros. De hecho nosotros navegamos prácticamente solos durante los dos días, y en el lugar donde fondeamos para pasar la noche no había ningún otro barco.
  • La cueva de las sorpresas sí merece la pena. Hay turistas, por su puesto, pero nada exagerado.
  • Subir los cientos de escaleras que ascienden al “mirador” de la bahía también merece la pena. Son unos cuantos escalones, y hace muchísimo calor y humedad, de acuerdo; pero es perfectamente factible para cualquier persona, y yo precisamente, soy deportista 0.
  • Hay miles de tipos de barco en cuanto a categoría se refiere. Mi consejo es no jugártela con la opción más barata. Tampoco veo necesario pagar por compañías supuestamente más de “lujo” ya que un barco de gama media te ofrece las mismas posibilidades de disfrutar de la experiencia por mucho menos dinero. Nosotros estuvimos mirando de todo, porque algunos barcos eran tentadores, pero después de realizar la excursión con Vega Travel, creo que hicimos muy bien en elegirles. Gastarse más dinero no merece la pena.
  • Nuestras pertenencias en todo momento estuvieron a salvo, al igual que nuestros pasaportes. Tuvimos que dejárselos el primer día a nuestro guía Dan para que realizara las gestiones oportunas en el puerto y en ningún momento temimos por ellos. En ese aspecto, Vega Travel y su guía fueron muy profesionales y ofrecían plena confianza.
  • Las bebidas a bordo de los barcos no son caras. Mucha gente en Internet critica este aspecto, y uno termina pensando que les van a timar como cuando se viaja por Europa y no puedes ni abrir el minibar de un hotel. Olvidaros. No tiene nada que ver. Todo es para los occidentales muy asequible y para nada va a desequilibrar el presupuesto del viaje.

 

 P1050691
 
Beatriz
Lovely Plans
 
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!