TRANSPORTE EN SRI LANKA, DE LO MEJOR DEL VIAJE

Si cuando viajas por Asia ya es fácil el transporte, en Sri Lanka es facilísimo, baratísimo y chulo, pues se pueden combinar trayectos en bus local y trayectos en trenes con unas rutas espectaculares.

Tal y como detallaré a continuación, la mayor parte de nuestro viaje recurrimos al bus local y al tren (1ª, 2ª y 3ª clase), pero también los primeros días alquilamos un coche con conductor porque logísticamente lo consideramos más práctico. Y por supuesto, al tuk tuk para trayectos cortos!

 

COCHE CON CONDUCTOR EN SRI LANKA

Sin duda viajar en un coche con conductor es una opción muy cómoda pues te recogen en el alojamiento y te realizan todas las paradas que necesites hasta el destino final. Digamos que es un transporte a medida. Ya habíamos recurrido a este método de transporte en Vietnam, donde para algunos trayectos el transporte público era caótico, y en Indonesia dónde era muy común y por ende económico, por lo que en la mayoría de los casos merecía mucho la pena. 

En el caso de Sri Lanka únicamente recomendaría este sistema en contadas ocasiones. Primero, porque no es necesario en la mayoría de los casos (el transporte público funciona muy bien) y segundo porque los precios están por las nubes y no compensa.

Nosotros elegimos esta opción en tres ocasiones:

1ª Para el traslado desde el Aeropuerto de Colombo a Anuradhapura. Son cuatro horas de coche y dado que aterrizábamos sobre las 17.00 h necesitábamos un transporte puerta a puerta para poder dormir esa noche en Anuradhapura. No es un trayecto barato. En general tener coche con conductor en este país es bastante caro. En este caso, después de mirar foros, consultar precios con agencias locales y con el propio alojamiento, decidimos mandar un email al servicio de taxis de Anuradhapura y finalmente fueron los que mejor precio nos dieron. La dirección de email que utilizamos fue: sscabservicencp@gmail.com. Concretamos precio total final (dejando claro que estaba tanto la gasolina como cualquier parking o gasto incluido) y les dimos los detalles de nuestro vuelo. Cuando lleguemos había un chico esperándonos a la salida.

Traslado desde Anuradhapura a Sigiriya. Este día queríamos aprovechar el traslado de una ciudad a otra para visitar el Buda de Aukana y las Cuevas de Dambulla. Hacerlo en transporte público creo que nos hubiera retrasado bastante por las malas combinaciones de bus. Además, el hecho de tener que ir con el equipaje a cuestas, hacía imposible visitar estos sitios si no era con un coche donde dejarlo.

Traslado, visita a Polonnaruwa, safari de Elefantes en Habarana y vuelta al hotel de Sigiriya. Este día pensamos que el coche era lo mejor. La visita a las ruinas de Polonaruwa se puede hacer en bici, tuk tuk o en coche, y yo con el calor no me la juego. 🙂 Además, después de visitar las ruinas queríamos ir a Habarana a hacer el safari y no queríamos perder tiempo en buscar autobuses. He de decir que estos dos días tuvimos un conductor majísimo con el que disfrutamos mucho. Era un chico joven, muy educado y con el que estuvimos hablando de todo. Aprendimos mucho de la cultura de Sri Lanka con él. Con el conductor del primer día, el que nos hizo el traslado del aeropuerto a Anuradhapura, negociamos conductor para las otras dos etapas. Como ya imaginábamos no se presentó él, sino este chico que os comento, de nombre Nirosha Palmare (Niroshpalamure83@gmail.com). Lo que resultó fenomenal, porque el primero, el del traslado, como era el jefe de los demás era bastante mal conductor, iba rápido y hablando todo el rato por teléfono. Tenía al menos tres móviles diferentes! Sin duda, el día de Polonnaruwa y el safari fue un día 10. De los mejores del viaje. 

En total pagamos por estos tres servicios: 20.000 rupias. Teniendo en cuenta los precios desorbitados de los transfers privados en este país, creo que conseguimos un precio muy aceptable. 

 

BUS LOCAL EN SRI LANKA

DSC03743

Nuestro gran descubrimiento (aunque ya nos habían hablado mucho) fueron los buses locales. Parece increíble, pero llegan a todas partes. No importa donde estés. Siempre habrá un bus local que te sirve, tanto para largas distancias como para recorrer los alrededores de una ciudad. Los precios son baratísimos (0,50 – 3 euros máximo por persona/trayecto) y, por suerte o por desgracia, corren bastante, así que tardan lo mismo que un coche. 

 

Bus de Sri Lanka

Bus de Sri Lanka

¿Puntos negativos? Qué no tienen aire acondicionado, por lo que deberás llevar tu melena al viento pegada a la ventanilla, y que si no te subes al principio del recorrido puede que te toque ir de pie. Cabe decir, que nosotros fuimos sentados siempre y que en todas las ocasiones menos en una, el bus hizo alguna que otra parada de avituallamiento.  

Por ejemplo, usamos buses locales para los siguientes trayectos: ir de Anuradhapura a Minhintale y vuelta, ir de Sigiriya a Kandy (3 h y media), ir de Ella a Tissa (3 horas), ir de Tissa a Unawatuna (4 horas sin parada) o para visitar los campos de té y las plantaciones en los alrededores de Nuwara Eliya.

Todavía no iba muy lleno.... :)

Todavía no iba muy lleno…. :)

 

TREN EN SRI LANKA

Viajeros al tren!

Viajeros al tren!

De lo mejor del viaje. El tren siempre ha sido una de mis formas favoritas de viajar y en Sri Lanka la experiencia ha sido una pasada: las vistas desde del tren (ya sea desde la ventanilla o desde la «puerta sin puerta»), el contacto con la gente local, la comida ambulante, las paradas en las pequeñas estaciones que parecen sacadas de una película, hasta los retrasos tenían su encanto! 🙂

Viajar en tren en Sir Lanka lo considero una experiencia indispensable en el viaje además de una forma fácil y económica de moverse por el país. Hay bastantes conexiones de trenes por lo que resulta muy fácil viajar en tren.

Los trayectos más famosos son los que conducen a las tierras altas donde el tren circula a poca velocidad atravesando campos de té y paisajes verdes con una vegetación impresionante.

Tren en las tierras altas de Sri Lanka

Tren en las tierras altas de Sri Lanka

Nosotros recurrimos al tren para ir de Kandy a Nuwara Eliya (4,5 horas), de Nuwara Eliya a  Haputales (1 h), de Haputale a Ella (1 h), de Unawatuna a Hikkaduwa (40 min) y de Hikkaduwa a Negombo (4,5 horas con cambio en Colombo).

En Sri Lanka se puede viajar en 2ª y 3ª clase principalmente, a excepción del tren que viaja de Kandy a Nuwara Ella, Haputale y Ella que cuenta con un vagón panorámico (Observaotry Saloon) en 1ª clase.

Los precios varían bastante, siendo aun así muy bajos. Viajar en 2ª o 3ª puede oscilar entre 1 y 3 euros. Viajar en 1ª en torno a 6 euros dependiendo del destino.

En el Observatory Saloon, al tratarse de un único vagón, es difícil conseguir plaza. Para hacerse con una, hay que comprar con varios días de antelación o esperar al mismo día de la salida del tren para ver si ha habido alguna cancelación, cosa poco probable.

Truco para conseguir plaza en el Observatory Saloon en Kandy:

Preguntarle a la persona de la taquilla por el jefe de la (no se si esto servirá en otras estaciones), un hombre alto vestido de blanco nuclear al estilo vacaciones en el mar. Él, al ser el jefe de la estación, cuenta con billetes extra para este vagón, siempre que no los haya adjudicado ya. Explicadle en plan discreto vuestras ganas inmensas de viajar en ese vagón y preguntarle si podría hacer algo. Él se hará de rogar pero finalmente os dirá si tiene plazas extra o no, que supuestamente le corresponden a él por ser el jefe y que imagino irá “vendiendo” según le vaya llegando gente. En nuestro caso, tras una conversación larga con él, no hubo suerte. Ya no le quedaban para el tren de primera hora de la mañana y nos ofrecía para el siguiente que ya no nos interesaba pues nos partía el día. Os lo cuento para que sepáis que tenéis esta opción. Aunque finalmente no consigáis billetes, todo el episodio no deja de ser una experiencia un tanto surrealista y curiosa. 🙂

Viajar en 2ª o 3ª en un tren en Sri Lanka es toda una aventura. No hay asientos reservados y se venden tantos billetes como personas quieran viajar, sin límite. Así que en las estaciones más importantes y en los trayectos clave la lucha por un asiento (tened en cuenta que hay viajes de 2, 3 y 4 horas) es toda una odisea, de nuevo surrealista, y desde luego para mí muy divertida.

Viajando en 3ª clase en Sri Lanka

Viajando en 3ª clase en Sri Lanka

La experiencia más “extrema” la tuvimos a la hora de subirnos al tren en Kandy, que pensábamos que era fin de parada y se vaciaría, pero nada más lejos de la realidad. Se concentran muchísimos turistas y locales en los andenes para cogerlo, por lo que la tensión por un asiento libre se masca ya en el andén jajaja. Nosotros teníamos al lado nuestro a un grupo de coreanas a las que les faltó entrar por la ventana. ¡Qué risas nos pasamos luego con ellas! Nosotros nos coordinamos más o menos y finalmente pudimos conseguir dos asientos junto a un grupo de locales. Conforme avanza el tren se va vaciando un poquito y finalmente pudimos sentarnos junto a la ventana. De todas formas, en el resto de trayectos, lo del asiento era lo de menos, porque finalmente terminas sentado o de pie en la “puerta” del vagón disfrutando del paisaje y del aire. Sin duda, momentos para el recuerdo.

A lo largo de nuestros diferentes viajes en tren tuvimos anécdotas de todo tipo: retraso de más de 3 horas, viaje como sardinas en lata a la entrada del tren durante 2 horas – yo al menos sentada con los pies colgando – o traqueteos de tren que parece que vaya a descarrilar de un momento a otro; pero todas ellas os las iré contando poco a poco en cada post del viaje.

Tren en Sri Lanka

Tren en Sri Lanka

Viajamos en el Observatory Saloon una vez para hacer el trayecto Nuwara Eliya-Haputale y solo os puedo decir que no nos gustó mucho: un vagón lleno de extranjeros, donde hacía mucho calor y desde donde era complicado hacer buenas fotos, por lo que terminamos todo el viaje sentados de nuevo en la puerta con los pies colgando.

Por ello, mi consejo es viajar en 2ª clase donde se supone que hay menos gente que en primera y disfrutas de una experiencia más auténtica.

He de decir, en cualquier caso, que a nosotros nos hizo un tiempo en las tierras altas de pleno verano, algo poco habitual. Si os coincide con frío, lluvias y humedad entonces viajar en el Observatory Saloon sí que puede ser una buena opción.

 

TUK TUK EN SRI LANKA

DSC05083

Debemos confesar que a la hora de organizar el viaje fantaseamos con la idea de alquilar un tuk tuk para desplazarnos durante los 15 días que íbamos a estar allí, pero después descartamos la idea pues había trayectos muy largos que en tuk tuk podían ser matadores y los viajes en tren que no nos queríamos perder.

Finalmente usamos el tuk tuk para trayectos cortos dentro de ciudades como Kandy o para los traslados a las estaciones de trenes o paradas de bus. También lo usamos para conocer las ruinas de Anuradhapura.

Imprescindible intentar negociar al máximo los precios de los tuk tuks en las estaciones de bus y tren. Se aprovechan del turista al máximo!

Tuk Tuk en el centro de Anuradhapura - Sri Lanka

Tuk Tuk en el centro de Anuradhapura – Sri Lanka

Espero que este recorrido logístico os haya gustado y servido para vuestro viaje. Sin duda, los medios del transporte son una parte clave en el viaje a Sri Lanka porque en muchas ocasiones el desplazamiento consistirá en una excursión en sí misma. 😉

DSC04541

¡Compártelo para que llegue a más gente! Y si tienes dudas, deja un comentario. 😉 

Beatriz

Lovely Plans