VIAJAR A LAS TIERRAS ALTAS DE SRI LANKA

5061 views

Mi parte favorita del viaje. Pueblos perdidos en las montañas, viajes en trenes de otras épocas, rutas a pie entre los campos de té y buen tiempo. ¿A que suena tentador? Pues eso es lo que te espera en un viaje a las tierras altas de Sri Lanka, a las tierras que fueron ocupadas por la antigua colonia británica que durante años habitó la zona y cultivó sus tierras con extensos campos de té. Ahora la gente local se sigue dedicando a ello. Se trata de grandes explotaciones. Pero todo conserva la esencia de lo antiguo. ¡Incluso las recolectoras de té se han convertido en personajes míticos del paisaje! Pero la presencia británica también la notamos en la arquitectura de las casas, sobre todo en Nuwara Eliya, donde llama la atención encontrar auténticos cottage ingleses en medio de la locura del tráfico del país.

Pero empecemos por partes. Nosotros le dedicamos a las tierras altas tres días del recorrido (podéis ver la ruta completa aquí) y creo que en un día en cada localidad nos dio tiempo suficiente para hacer todas las cosas que teníamos previstas. Para los amantes de los trekkings puede que les interese quedarse algún día más en alguno de los puntos. Nosotros visitamos Nuwara Eliya, Haputale y Ella, por este orden.

 

TREN A LAS TIERRAS ALTAS DE SRI LANKA

Tren desde Kandy a Nuwara Eliya

Tren desde Kandy a Nuwara Eliya

Pero para llegar a las tierras altas hay que desplazarse. El principal punto de salida es la ciudad de Kandy desde donde sale el mítico tren que empieza su ascenso hacia Nuwara Eliya, Ella y Haputale.

Todo lo relativo a los datos prácticos de este tren los encontraréis en este post sobre el transporte en Sri Lanka.

Ni que decir tiene que si viajáis con buen tiempo el trayecto es una pasada y os pasareis más tiempo de una “puerta” a otra para asomaros o sentaros que en vuestro sitio.

En el trayecto...

En el trayecto…

Nosotros cogimos varios trenes para conectar nuestras tres paradas:

Tren Kandy – Nuwara Eliya (la parada se llama Nanu Oya). Salimos en el tren de las 9.30 h. (el siguiente era a las 11 h.)

Tren Nuwara Eliya (Nanu Oya) – Haputale. Salimos en el tren de las 15.55 h. (había también a las 9.30, 12.45, 15.00 y a las 18.35 h). Dado que la parada de tren de Nuwara Eliya en realidad está en una localidad cercana, Nanu Oya, es necesario transporte hasta Nuwara Eliya. Nosotros negociamos una van que venía de traer a unos turistas por 350 rp. A la vuelta, después de negociar bastante, conseguirmos un tuk tuk por 400 rp.

Tren Haputale – Ella. Salimos en el tren de las 14.20 h. (había también a las 12.05, 16.30 y 17.27 h. )

 

Camino a Haputale

Camino a Haputale

 

ALOJAMIENTOS EN LAS TIERRAS ALTAS DE SRI LANKA

Todos los alojamientos del viaje con nuestras críticas y valoración los podéis encontrar en este post.

Vistas desde nuestro balcón en Ella

Vistas desde nuestro balcón en Ella

 

QUÉ VER EN LAS TIERRAS ALTAS DE SRI LANKA

Es la zona más verde y montañosa del país y es el lugar perfecto para realizar trekkings, ver espacios naturales, cascadas, visitar las plantaciones de té y conocer la vida más “rural” del país, si cabe.

Ese tipo de destinos a nosotros nos encantan por lo que decidimos dedicarle 3 días del itinerario.

 

NUWARA ELIYA

Nuwara Eliya

Nuwara Eliya

Es la localidad que más espíritu colonial británico mantiene. Las casas del centro conservan una arquitectura Bristish. Hay incluso un campo de golf y uno de los mejores hoteles de país. El Gran Hotel. Una maravilla de hotel 5* al que merece la pena entrar, aunque no estéis alojados. Su terraza, los salones, pasillos, etc. todo recuerda al estilo británico clásico.

Oficina de Correos en Nuwara Eliya

Oficina de Correos en Nuwara Eliya

Gran Hotel en Nuwara Eliya

Gran Hotel en Nuwara Eliya

Esta es la zona en la que más abundan las plantaciones de té y en cuyos alrededores se pueden visitar las famosas fábricas de té: Pedro Estate y Mackwoods.

Ambas fábricas y todos los campos de té que las rodean se encuentran en los alrededores de Nuwara Eliya. Para visitarlas y moverse libremente nosotros teníamos claro que lo haríamos en bus. Como ya he comentado varias veces y sobre todo en este post sobre el transporte, el bus local funciona fenomenal y hay muchas líneas por lo que no merece la pena contratar un tuk tuk para que te acerque a estos sitios. Además, yendo por libre la experiencia es mucho mejor.

PLANTACIÓN DE TÉ PEDRO ESTATE

El día que llegamos por la tarde aprovechamos para visitar la fábrica de Pedro Estate que se encuentra muy cerca de Nuwara Eliya, a unos 5 kilómetros. Desde nuestro alojamiento fuimos a la estación de autobuses y preguntamos a los autobuseros (que hablan poco o nada de inglés, por cierto) qué autobús coger. Entre señas y demás, conseguimos montarnos en el acertado. Llegamos en seguida.

La visita guiada a la fábrica cuesta 200 rp por persona, pero merece la pena porque te enseñan todo el proceso de fabricación del té en un grupo pequeño y al final te sirven una taza para degustar con vistas a toda la plantación. Allí pudimos también dar una vuelta por la plantación y ver cómo llegaban al turno de la tarde las recolectoras de té. Te puedes hacer fotos con ellas pues se prestarán a ello, aunque luego te pedirán dinero a cambio.

 

Plantación de te Pedro Estate

Plantación de te Pedro Estate

Té ceilandés

Té ceilandés

Recolectoras de Té en Pedro Estate

Recolectoras de Té en Pedro Estate

Después de la visita pensamos en ir a ver la cascada Lover’s Leap cuyo camino de acceso está justo en frente de la fábrica. Dadas las horas que eran no teníamos tiempo de ir a pie. Preguntamos a algunos tuk tuks cuanto nos cobraban por ir y volver y nos dieron unos precios tan absurdamente altos que decidimos pasar e ir a ver tranquilamente Nuwara Eliya.

 

 PLANTACIÓN DE TE MACKWOODS y CATARATAS RAMBODA

Al día siguiente nos levantamos pronto e volvimos a la estación de buses. Allí preguntamos por el bus que iba a Mackwoods y a las cataratas Ramboda que están un poco más lejos que la plantación, pero en la misma carretera, por lo que se va con la misma línea de autobús.

El bus te deja en la misma entrada a las cataratas que se hace a través de un hotel, el hotel Ramboda Falls Hotel (como veis se rompieron la cabeza con el nombre jajaja). El hotel se usa como pasarela para bajar hacia el camino (cortito y fácil) que te acerca a la catarata. La visita es totalmente gratuita.

Cataratas Ramboda

Cataratas Ramboda

Cuando ya estábamos listos salimos a la carretera para coger un bus que fuera de vuelta y así parar en la plantación Mackwoods.

Todo el camino en bus desde Nuwara Eliya a cualquier punto de esta zona es precioso pues pasas por kilómetros y kilómetros de plantaciones de té.

 

dsc04812

Llegamos a Mackwoods, donde había más turistas que en Pedro Estate y grupos de escolares visitando la fábrica. Como la visita para conocer el proceso de fabricación del té ya la habíamos hecho la tarde anterior en Pedro Estate nos dedicamos a pasear a nuestro aire por los campos de té, alejados de los turistas y del edificio principal. Allí pudimos dedicar todo el tiempo del mundo a hacer fotos, a observar el trabajo de las recolectoras y a «robarles» alguna instantánea.

dsc04882

Plantación Machwoods

Plantación Machwoods

Sri Lanka y el té

Sri Lanka y el té

 

Cuando nos dimos por satisfechos con la visita volvimos a coger un bus de vuela a Nuwara Eliya.

La experiencia en bus por este país siempre fue muy buena, encontramos siempre buses y nunca tuvimos que esperar mucho por ellos. Además de que te mezclas con la gente local y te cuestan los trayectos muy poco dinero.

Ya de vuelta en Nuwara Eliya dimos otra vuelta por la ciudad, viendo las casas inglesas y terminamos comiendo en un restaurante local bastante aceptable llamado Remarko Restaurant. Encontraréis nuestra crítica de éste y otros restaurantes del país en este post.

Cena en el Gran India

La única noche que pasamos aquí fuimos a cenar al restaurante Gran India que pertenece al Gran Hotel y se encuentra justo en frente de éste. Un sitio de gama media-alta con precios locales especializado en comida india. Hay que reservar. A nosotros nos resultó agradable y me parece una buena opción para cenar tranquilos y en un ambiente acogedor.

Cena en el Gran India - Nuwara Eliya (Sri Lanka)

Cena en el Gran India – Nuwara Eliya (Sri Lanka)

 

HAPUTALE

DSC05083

Fue una parada que decidimos a última hora pero que nos apetecía mucho hacer porque es el destino menos conocido de las tierras altas. Y estas cosas nos gustan, pues puedes visitar zonas más tranquilas y con menos turistas. El principal motivo de parar en este pueblo era hacer la visita al amanecer al Lipton’s Seat.

LIPTON’S SEAT

Lipton's Seat (Haputale)

Lipton’s Seat (Haputale)

Este pico debe su nombre al escocés Thomas Lipton, propietario de la famosa marca de té Lipton, ya que era su lugar favorito para observar las vistas de la región.

La subida por toda la colina de campos de té se puede hacer andando o en tuk tuk hasta un punto, a partir del cual se deberá continuar andado por un camino asfaltado.

Las vistas desde arriba son preciosas y hay un pequeño chiringuito donde tomarse un té.

Nosotros no llevamos nada preparado, pero el dueño de nuestra Guest house nos propuso la tarde en que llagamos crear un grupito con los que estábamos alojados para llevarnos a ver el amanecer al Lipton’s Seat. El precio que nos ofreció fue de 500 rp por persona. Nos pareció un precio bastante aceptable así que aceptamos.

A la mañana siguiente a las 4.30 am allí estábamos todos en la van con cara de sueño para empezar nuestra excursión.

Amanecer en Haputale

Amanecer en Haputale

A mitad de camino tuvimos que parar porque ya estaba amaneciendo. Después de contemplar el espectáculo de ver salir el sol (muertos de frío, todo hay que decirlo) continuamos en la van hasta el final. Una vez allí seguimos a pie hasta la cima. Después de estar allí un rato contemplando el paisaje y tomando un te decidimos empezar la bajada. Esta vez íbamos a bajar hasta la fábrica de te Dambatenne, desde donde salían buses locales al centro de Haputale. Nos hubiera gustado seguir bajando hasta el final a pie o al menos un rato más y pillar el bus por el camino, pero nuestro tren a Ella salía a las 14.20 h y no queríamos jugárnosla.

Vistas desde Lipton's Seat

Vistas desde Lipton’s Seat

Esta bajada a pie fue una maravilla. Un día soleado entre campos de té, solos prácticamente y los grupos de recolectoras de té realizando la cosecha. Pudimos ver como se organizaban cada vez que llenaban el saco para que les pesaran lo que habían recogido y vuelta a empezar. Nos gustó todo mucho porque lo vimos muy natural y cotidiano.

Haputale

Alrededores de Haputale

Alrededores de Haputale

Alrededores de Haputale

Haputale

Alrededores de Haputale

Haputale

Haputale

Haputale

Haputale

ELLA

Nuestra última parada en las tierras altas. Este pueblo quizá sea el más turístico de todos, pero aun así tiene muy buen ambiente. Restaurantes ya más cuidados, mucha gente joven ¡y eso que es casi sólo una calle!

El principal reclamo aquí es el trayecto en tren desde Kandy (mucha gente llega directa, sin parar en Nuwara Eliya y Haputale) y los trekkings que se pueden hacer por la zona, desde los fáciles como subir a Little Adams’s Peak, hasta otros más curiosos como subir al Ella Rock.

¿A que no sabéis por cuál optamos nosotros? Jajaja ¡Por el primero! ¡La duda ofende! 🙂 Ahora en serio, me explico. Llegamos a Ella para quedarnos sólo una noche. En Ella es muy típico subir a cualquiera de los anteriores picos y/o hacer una caminata por las vías del tren. La idea del Ella Rock la descartamos para estar más desahogados de tiempo y tomarnos las cosas con calma.

Llegamos a Ella el día anterior por la tarde y la idea era subir esa misma tarde al Little Adams Peak para poder hacer al día siguiente una ruta por las vías del tren. Pero ya eran casi las 17 h y no quería que se nos hiciera de noche por el camino así que nos dimos la tarde libre y la dedicamos a explorar Ella por sus calles secundarias. Estuvimos viendo un colegio y las competiciones deportivas de los alumnos, tomando algo en uno de los restaurantes y sobre las 20.00 h nos cogimos un tuk tuk que nos llevó de vuelta al alojamiento ya que habíamos acordado que nos preparara la cena (nos alojamos en la guest house Lucky Star Ella, podéis leer la crítica aquí).

Por el tuk tuk desde el pueblo al hostal y viceversa pagamos siempre 200 rp.

Competiciones deportivas en un colegio de Ella

Competiciones deportivas en un colegio de Ella

SUBIR AL LITTLE ADAMS PEAK

A la mañana siguiente madrugamos para subir al Little Adams Peak tranquilamente. El camino es muy sencillo y bien señalado. La primera parte transcurre por la carretera que sale del pueblo hasta un desvío de tierra. Ahí continua el camino hasta una zona en la que hay que subir “algunas” escaleras con una recta final algo empinada pero asumible por cualquiera. Las vistas desde arriba son preciosas…

Little Adam's Peak - Ella

Little Adam’s Peak – Ella

Ya de vuelta comimos un kottu (una de mis comidas favoritas del viaje) y cogimos el autobús que nos llevaría directos (no sin sustos por la extrema conducción por un puerto de montaña con barrancos kilométricos) a Tissa.

Al día siguiente tocaba hacer el gran safari en el Parque Nacional de Yala.

Beatriz

Lovely Plans

Ya sabéis que nos podéis seguir en directo en nuestras redes sociales: instagramfacebook twitter! ?

Descargar PDFImprimir

TAMBIÉN TE VA A INTERESAR

Deja un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.