QUÉ VER EN LOS ÁNGELES: 10 COSAS QUE HACER EN LA CIUDAD DEL CINE

Los Ángeles es una ciudad curiosa. Es enorme, con mucho tráfico y llena de contrastes. Para ir de un sitio a otro atraviesas barrios céntricos y glamurosos, barrios más obreros y zonas intermedias más llenas de negocios que de viviendas. Es tan grande que es imposible hacerse una composición de lugar. Sin embargo, tiene su aquél. Nosotros habíamos leído muchas opiniones negativas, pero no se si será por nuestro sistema slow travel o porque a cada sitio le sabemos ver su encanto e idiosincrasia, que a nosotros nos gustó. Obviamente, no es San Francisco, Chicago o NY, pero tiene un rollito y un clima que para mí le hace interesante. Pienso que es una ciudad para ir muchas veces e ir descubriéndola poco a poco. Tiene que haber miles de secretos foodies escondidos. Pero como el tiempo y el dinero son recursos limitados para unos servidores, de momento nos contentamos con haber pasado en ella 48 horas. Dos días que nos dieron para mucho y que intentamos vivirlos lo más relajados posibles, sin agobiarnos por todo lo que teníamos previsto ver, ya que, entre las distancias y el tráfico, no iba a ser posible.

Por ello, en este post, además de facilitaros unos cuantos datos prácticos muy útiles, os contaremos qué 10 cosas podéis hacer si estáis en la ciudad del cine. No están ordenadas por prioridad, sino por cronología y ubicación, ya que ese es el orden que seguimos nosotros:

 

1. VER EL PASEO DE LA FAMA Y EL BARRIO DE HOLLYWOOD

Nosotros empezamos por aquí porque llegábamos por el norte desde Santa Bárbara. La zona es bastante turística y con mucho jaleo pero… ¿cómo ir a L.A. y no ver el paseo de la fama?

Consejo Aparcamiento: para aparcar llevaba varias indicaciones de otros viajeros. Finalmente optamos por aparcarlo en una calle trasera con parquímetro. Apenas íbamos a estar una hora o así por la zona así que con un par de dólares (cantidad aprox.) era suficiente. Callejeando, vimos que 4 o 5 calles por debajo del paseo de la fama había un In & Out con su consiguiente zona de aparcamiento. Así que los que se quieran gastar 0 euros en aparcar, pueden dejarlo aquí (5’ andando del paseo de la fama). En frente del In & Out hay un IHop para los que se quieran dar un desayuno contundente a buen precio como el que nos dimos en Las Vegas.

En esta zona podemos visitar: el paseo de la fama, el teatro Kodak (el famoso teatro de los oscars) y el Grauman’s Chines Theater (el teatro chino).

 

2. MELROSE AVE. & FARMERS MARKET

Después de pasear un rato por la zona, nos dirigimos hacia la zona central de Melrose Avenue. Tenía mucha curiosidad de ver cómo sería esta zona de la ciudad, ya que la hemos oído tantas veces en series y películas. ¿Quién no ha visto nunca Melrose Place?

Además, nuestro alojamiento Airbnb estaba en este barrio, en una zona residencial cerca de Melrose Ave muy al estilo americano de Los Ángeles. Ya os conté todo sobre nuestro alojamiento aquí. Creo que alojarse en Airbnb por zonas chulas de L.A. merece mucho la pena para evitar los hostales cutres en barrios que quizá no controlamos tanto (la ciudad es tan grande que es difícil hacerse una idea de que tal será el barrio desde el ordenador de tu casa).

Por cierto, ya sabéis que si os registráis a través de este link en Airbnb os harán 35 euros de descuento en vuestra primera reserva! Creedme que para muchos viajes, Airbnb compensa!

Como el dueño nos había dicho que fuéramos a partir de las 15.00 h optamos por acercarnos antes al Farmers Market, un mercado emblemático en la ciudad que combina una zona peatonal de tiendas muy chula y una zona de mercado llena de puestos de comida. El coche se deja en el mismo aparcamiento y con hacer alguna compra sin importe mínimo puedes aparcar los primeros 90 minutos. Las tarifas del parking y la información del mercado las encontráis en su página web.

En el mercado, os recomendamos probar los Donuts de BOB’S COFFEE & DOUGHNUTS. Os lo conté todo en el post de gastronomía y restaurantes recomendados del viaje. ¡Los mejores donuts que hemos probado nunca!

 

3. PROBAR LOS PERRITOS DE PINK’S

Lo pongo en un punto a parte porque este sitio de perritos es toda una institución en la ciudad. Y hasta que no lo ves no lo crees: perritos de todos los tamaños (cuidado, que son gigantes) y de todos los sabores y combinaciones de ingredientes. Os dejo el link al post donde os lo cuento todo.

 

4. MUELLE DE SANTA MONICA

Después de volver a la casa de Airbnb y dejar las cosas, nos fuimos directos al muelle de Santa Mónica, cosa que lleva su tiempo, las distancias como he dicho, no son cortas. Visitamos la playa, el muelle y disfrutamos de la puesta de sol. Ojo, que al caer la tarde refresca. Así que llevad chaqueta.

Consejo Aparcamiento: Al llegar allí nos encontramos con mucho tráfico y un poco confusos sobre dónde aparcar. Había concierto gratis ese día en el muelle y desviaban todos los coches a un parking de pago cercano. Como habíamos hecho durante todo el viaje, aplicamos la lógica y nos fuimos un par de calles anteriores al muelle buscando un aparcamiento de parquímetro. Estamos hablando de 5 minutos andando. Lo encontramos y encima solo había que pagar hasta las 6.00 pm con lo cual no tuvimos que pagar mucho. Salvo en el centro centro de las ciudades, en el resto de sitios es cuestión de leer bien los letreros y las máquinas de parquímetro y salirse un par de calles de la calle principal. Así es fácil y económico aparcar el coche sin recurrir a parkings abusivos.

 

5. VENICE BEACH & ABBOT KINNEY BLVD

Después de disfrutar de Santa Mónica, escenario de cientos de películas americanas, nos fuimos a su vecina Venice Beach que, aunque parezca que está cerca, no lo está tanto, así que cogimos de nuevo el coche. Estaba anocheciendo y se nos hacía tarde.

Lo ideal hubiera sido tener más tiempo y alquilar una bici para recorrerlo. Pero como siempre…los días estaban justitos..

Venice Beach es muy diferente a Santa Mónica. Es más alternativa, con más ambiente y variopinta. Aquí merece la pena pasear por la playa, conocida como la “Muscle Beach” porque hay mucha gente entrenando, la zona de los canales, y pasear por Abbot Kinney Blvd, una de las zonas que más nos gustó de L.A., llena de tiendas de ropa alternativas muy muy chulas.

Se nos hizo de noche y ésa sería nuestra última cena del viaje así que había reservado (desde España) una cena con mucho rollo y ambiente en uno de los locales de moda de Venice Beach, el Gjelina. Tenéis la crítica en este post. Pero os adelanto que, aunque es más caro que comer en una cadena obviamente, el sitio es muy chulo y nos pareció la guinda del pastel a un viaje por la costa oeste de diez.

 

6. VISITAR LOS ESTUDIOS WARNER BROS EN EL TOUR EN ESPAÑOL

Este fue otro de los momentazos del viaje. Os lo recomiendo a todos al 100%. Cuando organizamos el viaje, viendo los días que teníamos y lo caro que era todo en este país, descartamos hacer la visita a Universal Studios porque preferimos hacer una visita enfocada totalmente al cine y la TV, ver los platós reales de las grabaciones y saber más sobre todo lo que hay detrás de esta industria.

Por ello contratamos el tour en español de la Warner Bros Studios. En el post de los preparativos os cuento cómo hacerlo. Lo que sí insisto es en escoger el tour en español porque, por mucho que sepáis inglés, os enteraréis de todo mejor, y porque el tipo que hace los tours es una pasada de bueno. Nos reímos y disfrutamos como niños con él y nos enteramos de un montón de cosas.

Nuestro consejo si debéis elegir entre Warner Bros y Universal Studios es que escojáis el primero. Es más real y os enteraréis de muchísimas curiosidades del cine de Hollywood.

Consejo para aparcar: Es posible aparcar dentro de recinto previo pago de 10$ por vehículo. En esta zona trabaja mucha gente así que encontrar aparcamiento fuera no es fácil. También hay que mirar los letreros para saber si se puede aparcar ese día sin coste, o si hay que poner parquímetro. Nosotros tuvimos una suerte tremenda porque en seguida encontramos un hueco a 5’ de allí donde se podía aparcar sin coste ese día. 10$ no es un drama, pero después de 2 semanas de viaje con muchos gastos, si te los puedes ahorrar, pues eso que te llevas.

 

7. VER EL CARTEL DE HOLLYWOOD

Cómo en ubicación estábamos cerca, después de la visita a los Studios nos fuimos a ver el famoso cartel de Hollywood. El cartel está en lo alto de una colina y es visible desde muchos puntos. Nosotros fuimos a 3202 Canyon Lake Drive, y desde allí se veía perfectamente. Es un barrio residencial de gente de pasta, porque había cada casa… así que podéis parar en cualquier sitio y disfrutar de las vistas.

 

8. VER LA PANORÁMICA DE LA CIUDAD DESDE EL OBSERVATORIO EN GRIFFITH PARK

Desde la zona del cartel, pilla más o menos bien acercarse al mirador que hay en el Observatorio Griffith donde hay unas vistas tremendas de la ciudad, que por falta de tiempo, nosotros no vimos…  Aunque estaba en esa parte de la ciudad, la carretera es larga hasta llegar arriba e íbamos a consumir mucho tiempo para ir y volver, así que optamos por dejarlo para nuestra próxima visita a la ciudad…

El acceso al mirador es gratuito.

 

 9. PASEAR POR BEVERLY HILLS & RODEO DRIVE, Y SI TIENES MUCHA PASTA COMPRARTE ALGO

Rodeo Drive – L.A.

En lugar de ir al observatorio, nos decantamos por ir directamente a Beverly Hills. Es un sitio que me hacía especial ilusión conocer, ya sabéis, ¡90210 Sensación de Vivir! Aparcamos en las inmediaciones de Sunset Blvd. Pensamos que no había que pagar y allí dejamos el coche, aunque al volver vimos a los controladores de la hora merodeando por la zona… quizá no fuese gratis..jejeje pero nosotros nos salvamos!

En esta zona lo más importante para visitar es la calle más famosa de la ciudad, Rodeo Drive, los típicos carteles de Beverly Hills, el hotel Beverly Hills que sale en la película de Pretty Woman, la mansión del Principe de Belair (251-299 North Bristol Ave) o la casa de Michael Jackson (100 N Carolwood Dr.)

 

10. VISITAR EL DOWN TOWN

Por último y para completar la visita a la ciudad, habría que dejarse caer por el Down Town, lo que fue el origen de L.A. y el centro financiero de la ciudad.

En esta zona es interesante visitar: la Biblioteca Pública de L.A., Walt Disney Concert Hall, la Catedral, Union Station, el rascacielos US Bank Tower, y el Pueblo de Los Ángeles, el centro histórico de la ciudad, entre otras cosas.

Nosotros teníamos que ir a devolver el coche de alquiler y no quisimos pillarnos los dedos con el tiempo, así que lamentablemente no pudimos ver esta parte de la ciudad.

Como siempre digo, ¡para la próxima vez que vengamos!

 

Con estos dos días increíbles por L.A. pusimos broche y final a un viaje maravilloso de dos semanas por la Costa Oeste de EE. UU que nos dio momentos increíbles y nos dejó grabados en nuestra retina paisajes realmente espectaculares.

Sin duda, uno de nuestros viajes favoritos hasta la fecha y muy muy recomendable para todo el mundo. Sabemos que es un viaje un poco caro, pero siempre hay formas de economizarlo.

Os aseguro que todo lo que visitéis y hagáis os va a llenar tanto que compensará todo.

 

Venice Beech (Santa Mónica)

 

Beatriz

Lovely Plans

Ya sabéis que nos podéis seguir en directo en nuestras redes sociales: instagramfacebook twitter!