EXCURSIONES EN RAILAY (KRABI): HONG ISLAND Y 4 ISLAS

Nuestros días en Railay (Krabi, Tailandia) estaban siendo una gozada. Disfrutábamos con todo: nuestro hotel, nuestras tardes en la piscina interior rodeada de palmeras, del mar y las islas cercanas y de la gastronomía. Necesitábamos de verdad esas vacaciones de arena y playa donde descansas de verdad. El año anterior entre Sri Lanka y la costa este de EE. UU. disfrutamos como enanos, pero apenas tuvimos días de relax. Este año teníamos claro que el primer viaje del año debía consistir en no hacer nada.

Durante nuestra estancia en Railay (Tailandia) hicimos dos excursiones: Hong Island y Cuatro islas. Las dos muy recomendables, pero sólo si las haces en long tail  privado.

El long tail privado, tal y como os expliqué aquí, es la mejor opción para visitar las islas cercanas pues viajas a tu ritmo, a las horas que quieres y evitando las aglomeraciones de turistas en tours organizados.

Descartamos ir a las Phi Phi porque desde Railay suponía hacerlo en excursión organizada a horas donde confluye todo el mundo y pensamos que no íbamos a disfrutar de ella. Oímos comentarios de gente en Railay que la hicieron así, y llegaron echando pestes literalmente.

Para ir a las Phi Phi lo mejor es que te alojes allí y hagas las excursiones por tu cuenta. Nosotros no teníamos tantos días para ello, y en lugar de las Phi Phi optamos por ir a Koh Lanta, una isla menos turística y grande con infraestructura para recorrerla en moto, un plan que a nosotros nos encanta.

 

HONG ISLAND TOUR DESDE RAILAY

Hong Island

Hong Island es una de las islas que se encuentra a más distancia de Railay. Una hora aprox. de navegación que no tiene desperdicio. El paisaje de esta zona de Tailandia es espectacular.

La contratamos en el chiringuito de long tails que hay en la misma playa de Railay Beach, sin posibilidad de negociar precio, y eso que lo intenté. El precio que te ofrecen en esta modalidad es por barco (no por persona) hasta un máximo de 5 personas por lo que la opción para economizar el tour es compartir el barco.

El precio del long tail privado para la excursión a Hong Island es de 3000 baths por barco. Al ir dos parejas, tocamos a 750 baths por persona por una excursión que comenzó a las 8.00 am y terminó cerca de las 14.30 h.

Nosotros el viaje a Tailandia y Singapur lo hicimos solos, pero ya teníamos claro que compartir el barco era la mejor opción para hacer las excursiones, así que el día que fuimos a contratar ésta y al ver que era imposible regatear, estuvimos pendientes de si alguna otra persona se interesaba por ella. Estuvimos de suerte, porque en seguida apareció una pareja de brasileños de nuestra edad, muy majos, con los que compartimos el barco los dos días y las cenas de nuestra estancia en Railay.

Al día siguiente salimos de Railay West a las 8.00 am e hicimos varias paradas  antes  de llegar a la famosa playa de la isla Koh Hong, pasando antes por un par de playas de otras islas que no tenían mucha historia y donde decidimos quedarnos poco tiempo (Lading island y Pakbia Island por este orden), y por una impresionante laguna interior de la isla de Koh Hong que ya solo entrar en ella con el barco fue todo un espectáculo. Allí estuvimos parados un buen tiempo, nos bañamos a nuestro aire prácticamente solos y cuando ya nos cansamos, le dijimos a nuestro barquero que ya podía continuar camino.

Viajar en Long tail privado supone marcar tú la hora de salida (cuanto antes mejor) y elegir las paradas y el tiempo que quieres estar en cada una, lo que supone que tu eres el dueño de tu excursión y la disfrutas como quieres.

Acto seguido nos dirigimos a la playa principal de Koh Hong donde ya hay más turistas algo que, en una isla tan bonita, supongo que es imposible evitar.

Para entrar en Koh Hong hay que pagar una tasa de 400 baths por persona.

Nosotros nos dirigimos al final de la playa para coger sombra y estar más tranquilos. Al cabo de un par de horas aproximadamente volvimos al embarcadero donde nos esperaba nuestro barquero para volver a Railay.

Como el barquero se había portado bien, decidimos hacer con él la excursión del día siguiente a las cuatro islas. Esta vez, quedamos a las 8.00 h en Railay East.

No tengo muchas fotos de ese día porque estaba más pendiente del paisaje y de disfrutar en el agua, pero alguna sí que tengo, y creo que hablan por sí solas. ¡Cómo me gustaría volver ahora mismo!

Landing Island: Primera playa en la que paramos (no vale mucho la pena ni para el baño ni para el snorkel). Nos fuimos pronto

Pakbia Island: Segunda parada en el Hong Island Tour

La laguna de Hong Island

La laguna de Hong Island

Playa de Hong Island

Playa de Hong Island

 

FOUR ISLANDS TOUR DESDE RAILAY

Además de la excursión a Hong Island también optamos por hacer la de las cuatro islas, la que llaman Four Island Tour.

La excursión tiene un coste de 1700 baths por barco desde Railay. Como íbamos dos parejas, tocamos por persona a 425 baths.

Hago un inciso para explicar (al igual que hice en el post del presupuesto del viaje), que las excursiones en general no son nada baratas. Pero si vas a hacer alguna, mejor hacerla bien. ¿No creéis?

Esta excursión fue perfecta. Visitamos varias islas (todas desiertas) y paramos varias veces durante bastante tiempo para hacer snorkel literalmente solos con los peces. Salimos sobre las 8.00 y volvimos sobre las 15.00 h, por lo que, aunque pactes una excursión de medio día, si el barquero es agradable, al final es una excursión casi de un día entero.

Visitamos: Tub Island (donde me mordió un pez, por increíble que parezca), pasamos por Chicken Island, paramos varias veces para hacer snorkel, y terminamos en Poda Island, en una zona totalmente ajena a la llegada de lanchas rápidas que estaba completamente desierta con un agua turquesa transparente y una arena fina de ensueño.

Sin duda disfrutamos mucho este día. Al igual que me pasó con la excursión de Hong Island, y en general con los días que pasamos en Tailandia, tengo pocas fotos, pues andábamos todo el tiempo en remojo y disfrutando del día.

Tub Island cuando nos íbamos. Al llegar todavía había camino de arena para cruzar y apenas había gente

Chicken Island

Poda Island,el paraíso

 

Valoración de nuestra experiencia

Al igual que nos pasó con Railay y con Tailandia en general, habíamos leído experiencias muy negativas sobre la masificación y la falta de exotismo en un lugar cuyo principal reclamo precisamente es el turismo paradisíaco. Sin embargo, bien porque íbamos con expectativas bajas, bien porque era principios de temporada baja, bien porque somos razonables, la cantidad de turismo que encontramos nos pareció la normal en un lugar que es destino de playa mundial. La zona de Ao Nang sí está desaforada, pero la zona de Railay no. Es un lugar tranquilo en el que desconectar, relajarse y disfrutar. Hay turistas como en todas partes, pero nada fuera de control. Con las excursiones nos pasó lo mismo. No sabíamos qué esperar. Supongo que el hecho de hacerlas en privado y muy temprano fue la clave del éxito. El barquero captó desde el primer momento que no queríamos coincidir con los turistas y siempre nos llevó a contra corriente, o los primeros a los sitios, no se. El caso es que siempre estábamos solos. Por su puesto, que algún barco más llega, pero ¿qué son 4-5 personas más en una isla relativamente grande? Eso para nosotros no es nada. 

Por ello, si buscáis un destino de playa exótico, pero relativamente accesible y viable para recorrerlo en pocos días, Tailandia sigue siendo una buena opción.

Poda Island

 

Beatriz

Lovely Plans

Ya sabéis que nos podéis seguir en directo en nuestras redes sociales: instagramfacebook twitter!