IQUITOS: NUESTRA EXPERIENCA EN EL AMAZONAS PERUANO POR LIBRE

En 2017 hicimos uno de los viajes más emocionantes y diferentes que hemos hecho. Durante 15 días viajamos a Perú por libre, un país fascinante por su cultura, patrimonio y por su gastronomía. Nos dejamos muchos lugares en el tintero porque las distancias son enormes y se necesitan varias semanas para poder abarcar más zonas del país. Al diseñar la ruta tuvimos que seleccionar zonas, pero además de Arequipa, Cuzco y Machu Pichu teníamos muy claro que queríamos conocer el Amazonas, aquella parte del planeta donde pocos llegan y donde transcurre una vida en la naturaleza totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados.

 

El Amazonas Peruano, ¿Por qué Iquitos?

La preparación del viaje fue todo un reto: distancias muy largas, malos transportes terrestres y aviones internos caros. Cuadrarlo todo llevó horas de planificación, horas que disfruté como una enana, tampoco os voy a engañar.

En el post sobre preparativos y Ruta del Viaje a Perú tenéis toda la info

Desplazarse al Amazonas u otra zona selvática exigía guardar al menos 4 días a esta parte del viaje y contar con la idea de que íbamos a tener que realizar varios desplazamientos para llegar a estas zonas del país.

Escogimos los últimos 4 días del viaje y nos decantamos por Iquitos, a donde iríamos desde Cuzco (después de visitar Machu Pichu).

Elegimos Iquitos porque logísticamente lo vimos factible y porque el precio de los aviones era asequible. También porque pensamos que era una zona donde nos podríamos mover por libre y realizar las excursiones por nuestra cuenta. Lo que más ilusión nos hacía era conocer las comunidades locales, mezclarnos con ellos y descansar de todo el viaje.

La información sobre viajar por libre por la zona en Internet era bastante escasa y la idea de ir a un lodge a la selva 4 días nos parecía muy atractivo, pero pensábamos que nos aislaría de la cultura local y que al final solo nos mezclaríamos con los extranjeros del grupo.

amazonas

El Amazonas Peruano

 

Otras opciones de Selva en Perú

Las otras dos opciones de selva en Perú más conocidas son: Puerto Maldonado y Tarapoto. Las dos opciones nos interesaban. Puerto Maldonado está cerca de Cuzco por lo que logísticamente era más sencillo y desde Tarapoto, nuestra primera opción, se accede a una zona de selva aún poco viajada que nos iba a acercar a un Perú por descubrir. No fuimos ni a uno ni a otro porque en Puerto Maldonado no teníamos el Amazonas, que nos hacía mucha ilusión visitar, y porque los vuelos desde Cuzco vía Lima a Tarapoto (no tenía Amazonas pero sí unos alrededores que nos llamaban mucho la atención) estaban por las nubes, además de que los días de los que disponíamos se quedaban algo cortos para el recorrido que deseábamos hacer. Por todo ello, la opción de Iquitos fue la ganadora, creíamos que nos iba a dar la dosis de naturaleza y cultura que buscábamos.

 

Cómo llegar a Iquitos

Iquitos es una ciudad muy poblada del Amazonas peruano a la que solo se puede llegar en avión desde otras zonas de Perú ya que se encuentra rodeada de agua. Existen varios vuelos al día desde Lima y en temporada turística algún vuelo directo desde Cuzco. Lo mejor es que entréis en Skyscanner y comprobéis las opciones que hay para las fechas de vuestro viaje.

En el post del presupuesto del viaje a Perú tenéis todos los gastos de transporte desglosados

 

Dónde Alojarse en Iquitos

Al viajar a Iquitos tienes dos opciones: quedarte en la ciudad y cada día hacer alguna excursión o contratar con una agencia una excursión de varios días (normalmente son 2 noches -3 días) en un lodge en la selva. Este paquete (todo incluido) lo podéis contratar a través de agencias por internet o directamente allí, donde hay agencias locales que os lo ofertarán.

A nosotros la opción del lodge nos parecía calidad-precio algo cara y como he mencionado anteriormente, no nos llamaba la atención pasarnos los tres días con gente extranjera en un hotel. Preferíamos movernos por nuestra cuenta y así podemos también optar a un alojamiento en la ciudad donde disfrutar de ciertas comodidades que no tiene la selva (habitación y baño cómodos y libres de insectos, luz y aire acondicionado). Optamos por el hotel Garden House.

El alojamiento lo reservamos, como la mayoría de los del viaje, a través de Booking, pero también hay opciones en Airbnb.

 

Si quieres conocer todos los alojamientos de nuestro viaje a Perú pincha aquí

 

Hotel en Iquitos

 

Cómo desplazarse por Iquitos

Por la ciudad lo más económico y rápido es el motocarro, pero hay opciones más económicas como el bus colectivo (fabricados de madera, algo único en Perú) o más cómodas como el taxi.

Para desplazarse por el Amazonas se puede recurrir a barcas locales (peque peque) o a alquilar una barca con “conductor” o un tour con una agencia. Nosotros utilizamos las dos primera opciones pero gestionadas por libre, sin agencia de por medio.

 

Qué ver en Iquitos en 4 días

La ciudad de Iquitos

La ciudad de Iquitos es una auténtica locura, un mundo aparte con respecto a otras zonas del país. La gente es totalmente diferente, caótica, ruidosa, etc etc De verdad que es para verlo. A nivel turístico tiene algunas cosillas pero nada que destaque especialmente. En su momento tuvo un gran patrimonio colonial que por falta de mantenimiento se ha echado a perder. Para visitar recomendamos: La Plaza de Armas y su Catedral, la Casa Eiffel (de hierro y localizada en una de las esquinas de la Plaza de Armas), el Mercado de Belén (de los mercados más caóticos que hemos visitado, sólo recomendable durante el día. EL barrio de Belén es el más complejo socialmente hablando de la ciudad), el Malecón (donde tiene lugar la vida de la ciudad una vez cae el sol, lleno de bares, restaurantes y cafeterías y desde donde se puede observar el Barco Ayapua, barco alemán usado para transportar caucho) y en general, multitud de viviendas de estilo art noveau de la época de bonaza. También es curioso visitar el Puerto Buenavista Nanay y su mercado.

El Amazonas desde el malecón de Iquitos

Iquitos (Perú)

Iquitos (Perú)

Iquitos (Perú)

Excursiones por el Amazonas.

Desde Iquitos hay muchas visitas que se pueden hacer por libre, nosotros te vamos a contar qué visitamos durante nuestros días en el Amazonas peruano.

 

Nuestros días en el Amazonas

Os voy a contar en qué empleamos nosotros los 4 días casi enteros que estuvimos allí.

 

Día 1. Llegada y visita de la ciudad

Aterrizamos en Iquitos y nos quedamos impactados de la humedad y del calor que hacía. Luego nos acostumbraríamos, pero de primeras fue un cambio de temperatura brutal. Salimos del aeropuerto y como si fuéramos famosos, un grupo de unos 15 conductores de taxis y motocarros nos asaltaron para llevarnos a la ciudad. En estos momentos lo importante es decir que no a todos (siempre te ofrecen un precio altísimo al principio) y seguimos caminando hacia el aparcamiento. Finalmente conseguimos negociar y coger el único taxi con aire acondicionado por 10 soles que nos llevó hasta nuestro hotel. ¡Más barato imposible!

Taxi aeropuerto Iquitos al centro con aire acondicionado: 10 soles

Nuestro hotel estaba al lado del malecón por lo que una vez refrescados y descansados salimos a curiosear un poco y a buscar sitio para comer.

El mejor sitio para comer en Iquitos desde nuestra opinión es el Restaurante Fitzcarraldo, un pelín más caro que la media, pero donde la comida (especialmente los zumos y los pescados típicos del Amazonas) estaban deliciosos. Además, el restaurante es muy chulo por dentro y tiene buen aire acondicionado.

Restaurante Fitzcarraldo (Iquitos)

Después de comer y de una breve siesta hasta que pasara el calor, salimos a curiosear por Iquitos.

Preguntamos en un par de agencias la opción de pasar los próximos días en un lodge de la selva, pero lo que nos ofrecían no nos terminó de convencer, los alojamientos eran muy básicos y las actividades parecidas a las que haríamos por libre, así que decidimos continuar con nuestro plan de visitar el Amazonas por libre desde Iquitos.

Terminamos la noche en el malecón tomando unas cuzqueñas. Por la noche se anima mucho, hay actuaciones cómicas, bailarines, y todo el mundo sale a pasear por aquí y a tomarse algo.

 

Día 2. Visita del Fundo Pedrito de Barrio Florido, Mirador Independencia, Árbol de Lupuna (de más de 200 años de antigüedad). Comida y Tarde en Iquitos

Este día nos levantamos con la intención de visitar muchos de los lugares cercanos a Iquitos que se encuentran en el Amazonas, pero por libre. No hay mucha información al respecto y en la recepción del hotel se quedaron algo sorprendidos cuando les dijimos que queríamos ir por libre, así que el nivel de aventura era alto.

El hotel llamó a un conductor de motocarro de confianza para que nos llevara al Puerto de Nanay (no os imaginéis un puerto al estilo Portobanus) y que se enterara de cuál era la barca o peque peque que paraba en Barrio Florido.

El trayecto nos costó 7 soles y menos mal que fuimos con este señor, porque al llegar sin haber siquiera parado, ya nos asaltaban los caza turistas.

Nos acoplamos en la barca que nos indicaron a la espera de que se llenara. El panorama era tremendo. Familias de todo tipo que habían acudido a hacer la compra a Iquitos y volvían a sus barrios a orillas del Amazonas. La gente metía en la barca de todo. Antes de salir hicimos parada técnica para repostar gasolina en bidones de plástico y salimos.

La sensación de navegar por el Amazonas con la gente local fue brutal. No sabíamos muy bien donde terminaríamos, pero el día ya lo estábamos disfrutando a tope.

Tuve la oportunidad de charlar con una chica muy joven que viajaba con su marido (más mayor), su niño y su madre. La pobre no hacía más que preguntas acerca de cómo era nuestra vida en Europa y con sus frases me dio a entender que no era muy feliz, casada con un hombre mayor y sin poder trabajar de lo que le gustaba, responsable de un niño que podía ser su hermano pequeño.

Me dejó un poco triste, nosotros viajando y disfrutando de todo sin dificultades, y ella con una vida que poco iba a cambiar. Lo bueno de este tipo de conversaciones es que te hacen valorar mucho más lo que tienes, de dónde vienes y las posibilidades que tienes a tu alcance.

En barca por el Amazonas (Perú)

Nos indicaron cual era nuestra parada para llegar a Barrio Florido y nos bajamos. Solo nosotros dos. Había algunos puestos de fruta y comida cerca del embarcadero y preguntamos por el Fundo Pedrito.

Debíamos caminar unos 5 minutos para encontrarlo.

Llegamos y entramos por lo que pensamos que era la parte de atrás. Nadie nos identificó ni nos dijo nada así que nos juntamos a un grupo de turistas latinos que visitaban el Fundo. 

Fundo Pedrito (Amazonas Perú)

Fundo Pedrito (Perú)

Fundo Pedrito

Fundo Pedrito

El lugar es interesante, ves fauna (caimanes, pirañas y los paiches) y flora típica de la zona, que resulta muy curiosa sobre todo si vienes de Europa, como era nuestro caso.

El precio de la entrada a este sitio (que se visita en una hora aprox.) es de 5 soles.

Una vez visitado, la siguiente parada del día era el Mirador Independencia. Para llegar hasta él, negociamos con un señor que nos llevara en motocarro por 5 soles.

El mirador no es más que una construcción de hormigón de lo que supongo iba a ser en su día una casa o algo así. Debajo estaba instalada una familia muy rara, un señor super mayor con muchos hijos.

Barrio Florido (Amazonas)

Barrio Florido

Nos dijeron que para subir teníamos que pagar entrada y que si queríamos también nos llevaban a ver el árbol de Lupuna, de más de 200 años de antigüedad. En lugar de subir al mirador, optamos por ir a ver el árbol. Nos acompañaron dos de sus hijos por 3 soles cada uno. El paseo de unos 15 minutos por aquel lugar tan remoto fue muy bonito, pero la mayor parte del trayecto fue bajo un sol abrasador… os recomendamos llevar sombrero o gorra y agua si vais a hacer esta visita.

El árbol en cuestión es impresionante, con un tronco enorme lleno de raíces.

Amazonas

Después de visitar el árbol decidimos ir al embarcadero que está justo al lado del mirador a esperar cualquier peque peque (5 soles) que nos llevara de vuelta por el Amazonas a Iquitos. El trayecto para ir y volver fue de unos 30 minutos.

Llegamos al puerto de Nanay de Iquitos y dimos una vuelta por el mercado.

Una vez en Iquitos, decidimos ir a comer a Fitzcarraldo de nuevo y resguardarnos del calor en la habitación del hotel.

La tarde la dedicamos a seguir callejeando por la ciudad, viendo sus casas coloniales abandonadas y observando el panorama callejero. Ya os dije que esta ciudad es muy peculiar.

 

Día 3. Traslado en colectivo local a Nauta para visitar el nacimiento del Amazonas y ver delfines rosas en barca con “conductor” contratada en el mismo “puerto”

Otro día amanecía en el Amazonas y una vez más, improvisando, decidimos emplear el día en viajar a Nauta, ciudad localizada a aproximadamente 100 km al sur de Iquitos. Es la capital de la Región Loreto y en el siglo XIX fue el puerto más importante del Amazonas, pero cuando construyeron la industria naval en Iquitos perdió todo el negocio y fue decayendo.

El motivo de llegar hasta aquí era coger un barco y subir el río Marañón arriba hasta llegar a la confluencia entre los ríos Marañón y Uyacali donde nace el río Amazonas. Es una zona donde habitan muchas aves y donde es fácil contemplar los delfines rosas.

Esta excursión se puede hacer organizada (os dejo el link aquí) aunque también por libre. Por libre el coste es mucho menor aunque más aventurera. Os contamos nuestra experiencia.

Preguntamos en el hotel donde se cogían los colectivos para Nauta y en motocarro (precio 5 s) nos llevaron al garaje de donde salían. Nos montamos y en unos 10 minutos salió la van dirección Nauta.

El precio del colectivo Iquitos – Nauta fue de 15 soles por persona

El trayecto es de 100 km y deberíamos haber tardado alrededor de hora y media, pero nos tocó un conductor extraño que no pasaba de 30 km/hora!! Así que, ya con la desesperación en el cuerpo, llegamos a Nauta al cabo de tres horas. La van te deja en otro garaje a las afueras de la ciudad, por lo que paramos a un motocarro y negociamos precio para que nos llevara al “puerto” (precio 3 soles).

Durante el camino ya apreciamos la decadencia del lugar que se agrava conforme te acercas al puerto, lleno de barcas de madera con motor que están medio abandonadas.

Compramos algunas golosinas en un kiosco y preguntamos a los hombres que andaban por allí por el dueño de alguna barca, indicándoles que queríamos navegar hasta llegar al nacimiento del Amazonas.

Negociamos con un chico bien simpático (aunque tímido, yo creo que se había topado con pocos europeos en su vida) realizar la excursión por 70 soles los dos solos.

Amazonas

Amazonas

La experiencia fue una pasada. Navegamos río arriba una hora avistado aves, la naturaleza, los delfines rosas y las comunidades indígenas que se veían desde el río. ¡Una vez que llegamos a destino por fin estábamos allí, donde nace el río Amazonas! Un lugar muy mágico y una experiencia que nunca olvidaremos.

El cielo empezó a ponerse negro y decidimos era hora de volver y ¿qué paso? ¡Que el motor de la barca se estropeó! Nos tocó “aparcar” en una orilla del río y esperar a que el chico lo arreglara. Pronto empezó a caer e diluvio universal y pasamos la siguiente hora de camino de vuelta disfrutando de todo lo que nos rodeaba. Sin duda venir a Naura había merecido la pena.

Cuando llegamos al puerto dejó de llover. Cogimos un motocarro (3 soles) hasta el paradero del colectivo que nos llevaba a Iquitos, esta vez con un conductor normal, por lo que en hora y media llegamos a la ciudad. Estaba diluviando así que decidimos comprar unos sándwiches (cómo llaman allí a los bocadillos) y quedarnos tranquilos en el hotel.

 

Día 4. Visita al Mercado de Belén, al área recreacional de Quistococha y comida y anochecer en el restaurante al Frio y al Fuego.

Este era nuestro último día en el Amazonas y decidimos emplearlo de la siguiente forma.

Primero nos fuimos caminando hasta el Mercado de Belén en el famoso barrio de Belén. ¡Qué lío de mercado! Puestos de todo tipo se entremezclaban, gente y algún que otro turista. Sólo por ver el panorama, ya merece la pena.

Si eres tan fan como nosotros de los mercados locales, tienes que acercarte aquí.

Al barrio de Belén decidimos no bajar. Se trata de un barrio donde vive la gente humilde y donde la delincuencia es alta. Nos pareció que un barrio así no debería ser un atractivo turístico y no fuimos.

Mercado de Belén

Improvisando decidimos acercarnos al area recreacional Quistococha, al parecer tenía una zona de playa en pleno Amazonas y nos pareció una opción para terminar de pasar la mañana. Fue un error. El lugar está muy deteriorado, el pequeño zoológico muy abandonado y la supuesta playa no estaba bien cuidada y no invitaba a quedarse. Fue toda una decepción y no lo recomendamos.

Para llegar al zoo en transporte público decidimos optar por un bus público de madera (únicos de Iquitos) que todavía no habíamos probado. Tarda mucho más que el motocarro pero merece la pena la experiencia. Nos costó 2 soles por persona.

Para volver decidimos hacerlo en motocarro, aunque tampoco es una opción muy acertada porque hay mucho tráfico y tubos de escape y es un poco incómodo. Pagamos después de negociar mucho 12 soles.

Fuimos directos al restaurante al Frio y al Fuego, típico en la ciudad por estar ubicado en una plataforma flotante en medio del Amazonas y porque tiene una piscina en el interior. Sin duda es un lugar chulísimo para comer y pasar la tarde.

Al Frio y al Fuego (Iquitos)

Los precios de la comida son más altos que en la ciudad, sin duda, pero la experiencia lo vale. Hay pocos sitios así en esta zona del país.

Ya había anochecido cuando volvimos por 4 soles al hotel a recoger nuestras maletas y negociar un motocarro para ir al aeropuerto (8 soles). Nuestro vuelo a Lima salía esa tarde. Nuestro último día del viaje llegaba a su fin.

 

 

¿Quieres organizar este viaje por libre a Perú? 

 
 Consigue las mejores ofertas de vuelos a Perú aquí
 Consigue las mejores ofertas de hoteles en Perú aquí
 Descuento de 25€ en Airbnb aquí
 Contrata las mejores excursiones y tour es español en Perú aquí
 Reserva tu traslado a tu hotel de Lima aquí sin complicaciones y al mejor precio aquí